Una vez activado Excel, se presenta una pantalla como la siguiente. En ella podrás identificar que las columnas tienen en su cabeza letras y que los renglones inician con números.

 

 

A cada uno de los cuadritos que aparecen en la pantalla se les llama celdas, se identifican con la letra de la columna y el número de renglón. Mueve el cursor para que veas el cambio de columna y renglón en el cuadro de localización de la celda.

 

Un archivo de Excel puede tener varias hojas. En la parte inferior de la pantalla verás unas pestañas  , que son las hojas que forman un archivo de Excel. Se puede asignar un nombre a cada una de las hojas, de la siguiente forma: 

 

  1. Haz doble clic sobre una de las pestañas y verás que se sombrea.

  2. Sobre el sombreado escribe el nombre de tu hoja.

  3. Haz clic fuera de la pestaña para que el nombre que le diste quede de manera definitiva sobre ella.

En el caso de que cuando abras el programa de Excel no aparezca el archivo en blanco, como el que se muestra en esta pantalla, no te preocupes, pues puedes crear uno nuevo siguiendo cualquiera de estos pasos:

  1. Haz clic sobre el icono de una hoja en blanco  (se encuentra en la barra de herramientas estandar), con esto aparecerá una hoja nueva de Excel.

  2. También puedes seleccionar en el menú la opción de Archivo y ahí hacer un clic en la opción Nuevo.