Una vez que comienzas a escribir, es importante que guardes tu documento para que no se borre. En caso de cualquier accidente, como por ejemplo que se vaya la luz, tu tendrás guardada tu información.

Para esto, realiza cualquiera de las dos acciones siguientes:

1. Coloca el puntero en el menú Archivo y haz clic, elige opción Guardar.

2. Haz clic sobre el icono de un disquete  

Con ambas acciones aparecerá una ventana como esta:

 

En ella deberás indicar:

  1. Dónde guardar el documento. (Word automaticamente abre la carpeta de Mis Documentos, tu puedes elegir otro lugar)

  2. El nombre que le darás (en tu caso pon: Texto prueba).

Por último haz un clic sobre el botón Guardar.